Pablo

Cuando a la Iglesia le tocó posicionarse a favor o en contra de los principales sistemas económicos, dio una respuesta muy hábil e inteligente. No se posicionó a favor en contra de ninguno si no que se quedó en medio y dijo que defendía cualquier sistema económico que diese dignidad y comida a sus integrantes. Según mi parecer esta actitud es más que valida e inteligente, porque gracias a esto ninguno de los dos modelos económicos pueden usar a la Iglesia como respaldo. Además con esto la Iglesia evita comprometer la integridad del cuerpo de la Iglesia, esquivando la división en dos de sus creyentes, marxistas y capitalistas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s